viernes, 10 de abril de 2009

Otra consecuencia más del Plan Bolonia:

Bueno señores, pues aquí estamos otra vez. Como un servidor se encuentra de vacaciones de Semana Santa y no tiene ganas de ponerse a escribir, aquí les dejo el siguiente recorte de periódico, perteneciente al Diario de Avisos del 20 de marzo. Tras leerlo detenidamente, sólo puedo decirles que estoy que trino. ¡Y no soy el único! Sólo hace falta darse un paseo por el aulario de Guajara y darse cuenta de que el ambiente está más que caldeado ¡Lo que me reí viendo cárteles del tipo “Bolonia con sangre, entra”! Prometo que a la vuelta de Semana Santa comentaremos esta noticia con más detalle y que, cómo no, seguiremos metiendo caña.
Nota: las acotaciones entre paréntesis son mías.

La ULL estudia la necesidad de imponer un régimen de permanencia al alumnado.

El Consejo de Gobierno de la Universidad de La Laguna, aprobó ayer, por 31 votos a favor, ninguno en contra (Ya sabemos de quién) y 9 abstenciones, el plan de gobierno que el consejo de dirección ha presentado y en el cual se recogen las principales acciones que pretende acometer hasta el final de este mandato rectoral, entre 2009 y 2011. Este texto fue presentado previamente en el Claustro de la institución, y representa, en palabras del rector Eduardo Doménech (Heil Hitler!), “un esfuerzo anticipatorio (a marchas forzadas) y de planificación conveniente para garantizar la visión participativa, colegiada y estratégica de la acción de gobierno”. Además, (tachán, tachán…) también se planteó la necesidad de aprobar el régimen de permanencia del alumnado, algo que ya están realizando otras universidades (Sobre todo las privadas…) y que “obliga” a aprobar un número determinado de créditos por año académico (O sea que si no vales para estudiar, no le hagas perder el tiempo a la ULL. Vete al Super de la esquina, que andan buscando personal…).

Este plan de gobierno se articula en torno a cinco (¡Por el culo te la hinco!) grandes valores estratégicos a partir de los cuales se desarrollan diferentes medidas: cohesión institucional, financiación universitaria (¡Coño! ¿Pero no les pagábamos nosotros?), gestión administrativa, de servicios e infraestructuras (esto fijo que lo propusieron los del SEULL. Como ellos son los que más propuestas hacen…), innovación académica docente e investigadora (con el precio que van a costar los doctorados con Bolonia, se va a especializar su p*** madre) y proyección social (¡Vamos! Ya me veo trabajando en el Hiperdino y diciendo aquello de ¡Ñó, qué precios!... Espera, ¡pero si eso ya lo digo cuando tengo que ir al banco a pagar la matrícula!).

(…) Cada acción propuesta explicita claramente las acciones estratégicas que se pretende poner en marcha para lograr los objetivos, y el plazo en el que se prevé su realización (Es decir, que hasta el año 2027 no vamos a ver las consecuencias de estas medidas… Sólo hace falta ver la prisa que se metieron cuando la UE aprobó Bolonia hace más de diez años).

(…) También fue refrendada la programación de inversiones para el periodo 2009-2013, mediante el cual se ejecutarán los 61 millones de euros en total (¡Y yo que pensaba que no había dinero para mantener a los seguritas!) que el contrato programa destina a mejora de infraestructuras y construcción de nuevos edificios (¡¡Aleluya!!). En este plan se incluyen obras como las nuevas facultades de Bellas Artes y Educación, las ampliaciones de los aularios de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales y de la Escuela de Informática (La verdad que ya iba siendo hora. Y lo digo muy en serio… Ahora sólo falta que hagan lo mismo con el área de Humanidades de Guajara y con las Facultades de Agrícolas, Química, Física, Derecho, Matemáticas…).

Fdo.: Daniel Steward

No hay comentarios: