sábado, 28 de febrero de 2009

Unos blanquitos con el alma negra


Esta semana, me pongo al día, ya que tuve severos problemas técnicos para publicar la semana pasada, así que, aquí vuelvo a recoger el testigo de mi apartado, para seguir comentando curiosidades y adversidades de este tan amplio mundo que llamamos “Música”.

Como seguidor de muchos estilos musicales, ya que llamarme “experto en música” suena osado de cojones y poco apropiado, pues comentar, que en cuanto al nacimiento del movimiento urbano “Hip Hop” originado a finales de los 70s, todos sabemos que se lo debemos a los ciudadanos afroamericanos y de barrios bajos como el Bronxs, Queens, etc.

Bien, pues como el término “Hip Hop” engloba varios aspectos culturales, aquí solo vamos a tratar el de su música y no para sacarle el cuero ni mucho menos, ya que para mi entender, es un estilo rico en léxico y con una agilidad bestial para expresar lo que quieres en cuestión de segundos y de forma artística. Aunque también depende mucho de quien emplee esta arma, ya que lamentablemente hay gente que solo habla de si misma y ya. Eso, ni ciencia ni belleza.

Pero bueno, a lo que vamos. Quiero hablar hoy, como el título ya menciona, de los blancos que van de negros, y ojo, que no me refiero a que el “Rap” sea exclusivo de los negros ni mucho menos, ya que la diversidad cultural, cuanto más amplia mejor, porque enriquece. Y además, hay muchos blancos metidos en la movida, y son unos maestros de la rima urbana. Véase ejemplos como: Nach, Sharif, ZPU, y cuantísimos más.

Pero, a lo que voy, hablo de todos esos chavales, que adoptan caracteres y conductas por moda simple y llanamente. Hablo de todos esos chavales que intentan ir de raperos, luciendo vestimentas caras de marcas conocidas, que intentan grabar sus demos en casa con el micro de su ordenador y luego se las pasan entre colegas y van de maestros de la ciencia innata de rimar. Sin ir más lejos, la semana pasada, estaba yo viendo la tele a la hora de comer y veía un programa de la MTV llamado Room Riders y en el que una chavala tiene que identificar la personalidad de 3 chavales a través del contenido de sus habitaciones y uno de estos, se describía a si mismo, como un rapero por moda. No lo dijo con esas palabras pero, qué se puede esperar de una persona que dice: “Tras ver la película 8 Millas de Eminem, descubrí que quería ser como él”.

Y es eso lo que me parece patético, que haya gente que se haga de una cultura por moda, y puede pasar, con el rap, como con el heavy, como con el pop y cualquier tendencia. Si lo eres porque así lo sientes, me parece muy bien, adelante y disfrútalo, pero que me digas, que eres una persona que es de una manera o de otra, solo por la moda o porque le mola ser como la gente de su entorno, uffff… chungo.

Fdo.: Víctor Arquette


*Recomendaciones a gusto del consumidor:
Ya que estamos con este género, vamos a presentar a La 38, un fabuloso grupo de Rap, que proviene de La Palma (Canarias). Conócelos mejor en su Myspace.

3 comentarios:

Maurice dijo...

Buen artículo. Las recomendaciones están bastante bien, aunque a mí el rap, ni me gusta ni me deja de gustar.

Anónimo dijo...

Lo mismo pasó cuando salió la peli de Britney Spears. Eso se llama no tener personalidad.

Manuel dijo...

Como persona que ama el rap, no tengo más que decir chapó, hay demasiada gente que cree que rimar te da un estatus superior y lo asocian a dinero y tías en coches caros, y se visten con ropa XXL. No entienden que el rap es humildad expresión y poesía, no un instrumento para echarselas ante el personal. Respecto a lo de ir de negro o lo de eminem y 8 millas sólo dire lo que nach en uno de sus buenos versos en la canción tipos de mc´s...

El niño mañaco, novato, y toyaco
que empieza y que quiere Ir a saco. Quiso ser Mc
cuando vió la MTV y a un blanquito rubito
En un video clip. Es la risa de varios,
jamás se subió a un Escenario.
Sueña con pasta y con fama a diario. Es
sólo un Iluso, confuso, en el barrio.