viernes, 27 de febrero de 2009

¡Sexo, sexo, sexo! o las cosas de la Wikipedia


¿Alguna vez entras en Internet? Hay cosas de lo más molonas en Internet.
La Muerte, Padre de Familia

Pues sí, señores. De todos es sabido que en Internet se encuentran cosas de lo más interesantes. Me permitirán que esta semana les cuente una breve anécdota sobre la Wikipedia, esa biblioteca virtual en la que cualquier internauta puede demostrar al mundo mundial sus conocimientos, facilitándole así la vida a muchos estudiantes y (¿por qué no decirlo?) a muchos freaks cuando la duda que corroe al que la consulta es saber cómo se llamaba el protagonista de Mazinger Z. Ya lo dice la “Santísima” Biblia: de toda hay en la viña del Señor… (Vayan al Antiguo Testamento y verán que risas).

Les cuento. Buscando información para un trabajo, decidí consultar la ya citada enciclopedia. El caso es que llegué a un apartado relacionado con la Inquisición y la sociedad medieval. En uno de los párrafos del artículo, se hablaba de las penas a los sodomitas y de cómo varios de estos fueron condenados a la hoguera. Es curioso decir que el término “sodomía” se encontraba resaltado, lo que significa que alguien había creado una entrada con esta acepción. Picado por la curiosidad (sí, yo soy así) me aventuré en saber qué era lo que algún wikipedista anónimo había escrito de semejante palabreja. Tras hacer clic con el ratón, lo que vi no me sorprendió demasiado. La definición era bastante correcta y carente de cualquier contenido erótico o pornográfico. Hasta aquí todo iba bien, pero la aventura sólo acababa de empezar.

De “sodomía” llegué a “sexo anal”, y de ahí a “sexo oral”. Y es precisamente aquí donde nos topamos con el meollo del asunto. En el apartado de discusión de estas dos últimas expresiones, se había abierto un acalorado debate acerca de la inmoralidad. Un sacerdote jesuita y un “psicólogo” decían que en una enciclopedia de carácter didáctico no debían aparecer esas cosas, que aquello era una inmoralidad, que había que pensar en los niños que visitaban la Web… (¿Pero es que nadie va a pensar en los niños?). Al escuchar tales argumentos, uno no puede evitar acordarse de la educación que recibieron nuestros abuelos y aún nuestros padres, a los que no dudaban en atemorizar enseñándoles cosas del estilo “si te masturbas, te quedarás ciego”, “si haces el amor antes de casarte, arderás en el Infierno junto a un montón de madres solteras”… Parece que muchos todavía no saben que vivimos en el siglo XXI y que hace bastante tiempo que el sexo dejó de ser un tabú. Este tipo de planteamientos no son nuevos. Hace unos años, varias asociaciones de padres denunciaron que se impartiera charlas de educación sexual en los colegios, porque “para hablar de sexo con sus hijos, ya estaban ellos”.

Ya que nos obligan a quitar determinadas palabras de la Wikipedia, ¿por qué no escribimos a la RAE pidiendo que se saque del diccionario la palabra “puta”? Según los planteamientos de estos señores tan castos, el hecho de que esta palabra figure ahí podría corromper a los niños y… ¿quién sabe? vaya a usted a saber si se les pasaría por la cabeza contratar sus servicios (“No, por Dios. ¡Qué horror!”).

Vamos a ver si nos vamos enterando. Los chavales lo tienen bastante fácil a la hora de acceder a páginas de carácter pornográfico. Basta con que tecleen en google la palabra “tetas” para pasar toda una tarde de diversión. Y lo mismo sucede con Youtube. ¿Ustedes han visto algunos de los videos que oferta la página? Ahí sí que se emiten contenidos violentos y denigrantes (palizas y vejaciones a compañeros de clase, tomaduras de pelo a disminuidos psíquicos, etc.). Y aún así, tal y como está el barrio, todavía hay gente que se escandaliza cuando ve las palabras “felación” o “sodomía” en una enciclopedia. En fin, que le vamos a hacer… Supongo que no somos tan maduros como pensábamos.

Fdo.: Daniel Steward

3 comentarios:

Anónimo dijo...

Pero que mierda de articulo es este, esto no tiene que ver con educación ni nada, esto esta muy cogido por los pelos, y a ver quien se cree que se llegastes por casualidad a "sexo anal" si claroooooo!!!!!!!!. que pasa ya no tienes más que mentir acerca de Seull.

Anónimo dijo...

este muchacho la verdad es que buscan un afán de protagonismo inusitado

Maurice dijo...

"¿que pasa? ¿ya no tienes más que mentir acerca de Seull?" Jooodeer. ¡¡Qué larga es la mano del rector y sus secuaces!!