domingo, 22 de febrero de 2009

“Pero colega, ¿dónde están nuestros sindicatos?” 2ª parte (¡y no será la última!)


Bueno, el tiempo apremia y el espacio que tengo para escribir es bastante limitado. Así que iremos directo al grano. Hoy vamos a terminar de darles un repaso a nuestros “amigos” del SEULL, que bien que han hecho oposiciones para ello.

La verdad, lo de estos muchachos no tiene ni nombre. Dicen estar a favor de los estudiantes al tiempo que defienden con uñas y dientes el Plan Bolonia, el cual es considerado por el alumnado como el Anticristo. Es incomprensible .Es como si yo tuviera un partido político y dijera en mi programa electoral que voy a gobernar de espaldas al pueblo. Y lo más inexplicable de todo es que hay gente que encima les vota.

Se han pasado la vida engañando al personal, diciendo que ellos han sido el grupo que más propuestas ha formulado en el Claustro (la mayoría de ellas, relacionadas con el lamentable estado de las infraestructuras universitarias). Evidentemente, eso no se lo vamos a negar, pero que no se atribuyan el mérito de ser los únicos que se preocupan por esto. Muchos estudiantes hemos escrito al rector y a los decanos de cada facultad exigiéndoles mejoras en las mismas. Y los demás sindicatos también han aportado su granito de arena, no se crean. ¡Y ahora vienen estos caraduras diciendo que no, que ellos son los que se lo han currado todo! ¿Es que se creen que somos tontos o qué?

Más cosas. Hace unos días leía en El Día un artículo en el que lamentaban una posible subida en el precio de las matrículas (que para quienes no lo sepan, cuestan entre 450 y 600 €). El caso es que lo dijeron con la boca pequeña (de hecho, las declaraciones no han tenido la menor repercusión), como si no quisieran que el rector se enterara de lo que habían dicho, no fuera a pasar que éste, disgustado por la actitud de sus pupilos, se quitara el cinturón y les diera unos azotitos.
Y seguimos. Estos personajes salieron a la calle a manifestarse diez días antes de las elecciones al Claustro para “mostrar su solidaridad” con los estudiantes de Informática, los cuales ven peligrar su carrera a manos de la homologación europea. Inaudito. Después de pasarse toda su existencia diciendo que el Plan Bolonia era lo mejor desde el pan de molde y no haber asistido a una sola manifestación en su puñetera vida, van y deciden “ponerse en huelga”. Y todo esto diez días antes de las elecciones. ¡Qué casualidad! Y a mí que todo esto me suena a “vamos pescar un par de votos tra-la-lá

Y si no me creen, ahí va otra anécdota. Curiosamente, por esas fechas, estos buitres carroñeros estaban pululando por Guajara solicitando el voto. Si pueden darme un mejor ejemplo de cochino interés estoy abierto a sugerencias. Uno de estos fulanos, con la cara más dura que el cemento, se me acercó mientras entraba en el aulario, y con una estúpida sonrisa me dijo que no me olvidara de votar. Yo no le dije nada. Simplemente le respondí que sí a todo y que tenía que entrar en clase. Poco después, y ya en casa, me quedé pensativo un rato y eché en falta no poder volver para atrás en el tiempo, ya que de haber podido, le hubiera soltado a ese animal de bellota la siguiente parrafada:

¿Quieres que vaya votarte? Pues mira, va a ser que no. Tengo un examen dentro de una semana y no tengo tiempo para estupideces. Cuando vaya a hacer el examen, tú no vas estar en el aula conmigo. Cuando llame a mis padres o a mis amigos para decir que he aprobado, tú no vas a estar al otro lado del teléfono dándome la enhorabuena. Tampoco vas a estar esperándome en el bar de la esquina para tomar un café o una cerveza. Y ni mucho menos vas a ayudarme a pagar la matrícula. Así que déjame tranquilo y métete tus panfletos de sucia propaganda por donde te quepan. ¡Payaso soplapollas!

Se puede decir más alto pero no más claro. Y ya mejor me voy despidiendo, que con la mala leche que me ha entrado de repente, me han dado ganas de arrojar el ordenador por la ventana. Es lo que pasa cuando uno se cruza con imbéciles que juegan a ser políticos.

Hasta la semana que viene.

Fdo.:
Daniel Steward

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Sin comentarios.
David(trespelostienemibarba@hotmail.com)

Anónimo dijo...

Desde el SEULL siempre se ha defendido a los estudiantes contras las mentiras del SEC y el AMEC. Estos sindicatos son los que realmente han confundido a los estudiantes (entre los cuales yo me incluyo). Cosas como este artículo se deben a la ignorancia y el SECtarimo de algunas personas que tratan de boicotear a la ULL y sus representantes. David, he leído tus palabras en los comentarios del pseudoartículo anterior y las comparto completamente. ¡Viva el movimiento estudiantil canario! ¡Abajo los mentirosos!