sábado, 31 de enero de 2009

Carnaval, Carnaval, Carnaval Porculeroooo…!


Muy buenas damas y caballeros, lectores de este blog.

En estas fechas tan tempranas de año nuevo, quiero hablaros de un tema que es tradición cada año por estos tiempos tan invernales. Se trata de las fiestas de carnaval y toda su pantomima de fanáticos por las mismas.

Como ya es tradición desde la época de los cavernícolas casi, sabéis que se celebran en Tenerife, una serie de fiestas, pandorgas y desfiles que han sido premiados y catalogados de los segundos mejores carnavales del mundo, por detrás de Brasil. ¿Y esto por qué? Porque como ya sabéis, movimiento que se hace fenómeno de masas, movimiento que es reconocido mundialmente. Así que, como el carnaval se plaga de frikis que viven para los carnavales, incluyendo ayuntamientos, consejerías y la madre que los parió a todos, pues tiene su repercusión a nivel local, provincial, y ¿por qué no? También mundial.

Y os preguntaréis porque hablo de este tema si poco tiene que ver con la música ¿no? Pues no tan lejos se haya de la música en sí, porque parte de la más importante del programa de las fiestas del carnaval, se compone de conciertos, actuaciones de grupos latinos (cosa que no termino de entender, por qué este género musical se lleva todo el protagonismo carnavalero, ya podrían variar, traer grupos de hip hop, de rock, no sé, variar un poquito no hace daño) y las tan aplaudidas murgas con sus actuaciones estelares en el Recinto Ferial de Santa Cruz de Tenerife.

Pues aquí viene el kit de la cuestión amigos. Las murgas son el tema a tratar esta semana en la redacción de El Potaje. Resulta que el día 28 de este mes, enero, se pusieron de venta al público las entradas para ver a las dichosas murgas, que no tienen ni gracia ni perdón de dios.

Aún así, son seguidas por miles de personas en todo Tenerife ¿Tan enfermizo es su fanatismo por esta mierda? La respuesta es un rotundo y soberano . Ya que leyendo en unos flyers que se ven por diversas páginas de Internet puedes comprobar que los datos son de un asombroso y estúpido calibre. Poder leer cosas tales como “Esto solo tiene un nombre ESTAFA y es que miles de personas pasaron mas de 24 horas en cola, para quedarse con las manos vacías, por culpa de un grupo de caras duras […]”.

Yo, que quieren que les diga, una cosa está clara, el poder siempre lo han tenido los de arriba, la puta burguesía y los que arrastran con el carro de la presidencia y ellos se quedarán y se apropiarán de lo que sea. No puedes remediarlo porque aunque muchos soñemos con un mundo anárquico, o gobernado de otra manera, un poco más compensada, no puedes hacer nada por evitar que los de arriba hagan lo que les salga de los cojones y es así. Tú, que no eres más que un don nadie, si haces una cola de más de 24 horas y te quedas sin tu puta entrada para ver a las murgas de mierda, pues TE JODES. Porque otro vino y se la llevó antes que tú y las 1250 entradas reservadas a compromisos como ellos mismos mencionan en el comunicado son las que se quedan los poderosos de arriba porque ellos así lo quieren y ya. Si no puedes meterte en un recinto a ver a los graciosos pintados de payasos con pitos de murga y panderetas cantando paridas, poniendo verde al alcalde, pues TE JODES y lo ves desde casa, que para algo lo televisan, y otro año será, otro año consigues tu entradita, acampas cuatro meses antes en el recinto y acordonas tu zona para que nadie te quite tus tan deseadas entradas, pero no des por culo, con tus lamentos porque te quedaste sin tu entradita.

Aún así, después de haber dicho todo esto, os seguiréis preguntando por qué menciono esto si aquí no se está hablando de música. Bueno, bueno, todo a su tiempo. Todo esto lo he dicho, porque me parece un tema demasiado patético, lo que ocurre no tiene nombre y el hecho de que la gente sea tan fanática de las murgas, no tiene de donde cogerse, porque musicalmente, no son nada.

Una murga se compone de: un montón de gente que se dedica a escribir letras de burla fácil y se ponen a cantar acompañados de unos pitos que suenan como el pedo de una mosca y percusión aparte. Y son bastante molestas. Dan por culo cada año con sus sandeces.

Así que, a quien no haya conseguido las entradas para tan “fantástico y soberbio espectáculo” le animo a que el año que viene acampe 4 semanas antes delante de la puerta del recinto y así se asegure de que nadie le quita sus dichosas entradas.

Fdo.: Víctor Arquette


*Recomendación a gusto del consumidor:
En esta ocasión tengo el placer de presentaros a Disomnia. Una banda que proviene de Güimar cargada de metal alternativo con pinceladas góticas. Muy melódicos y cañeros a la misma vez. Con su primera maqueta en el mercado, puedes conocerlos iendo a su Myspace.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Si los carnavales de Tenerife son una basura, basta con irte a los de Gran Canaria. Los muy sinvergüenzas (junto con los palmeros allí afincados) nos copiaron Los Indianos y ahora ellos también los tienen en su programa de fiestas. Luego vete y copiáles tú a ellos para que veas como se ponen. De vergüenza.